• es

UN QUESO AZUL MUY ADICTIVO

Era el tipo de queso que llevábamos tiempo dando forma en nuestra cabeza. Y se hizo realidad.

Un queso azul poco característico de Castilla. Tradicionalmente es un queso que se realiza en cuevas del norte de España, como Asturias y Cantabria, con unas condiciones climatológicas idóneas de humedad para que aflore el hongo penicillium, seña de identidad de este tipo de quesos.

Un queso hecho con tranquilidad, con mucho cuidado y siguiendo un proceso artesanal que Jesús Quevedo, el maestro quesero de esta empresa familiar con 70 años de historia, ha ido perfeccionado durante estos años: Un queso azul con mezcla de vaca y cabra único en el mercado.

Su nombre, ‘Adictivo’, hace referencia a su poder de atracción al comerlo. Quienes lo han probado, dicen que no pueden parar de comer este queso y que va a la perfección para disfrutarlo en cualquier momento del día.

El queso se presenta en medias piezas de 1.3kg aprox. y su presentación llama la atención por llevar un curioso envoltorio de papel de aluminio que simula las hojas de plágano, donde tradicionalmente iban envueltos los quesos tipo cabrales, para mantener una correcta humedad y garantizar así su perfecta conservación.

La masa es azul verdoso con toques a marfil, su olor es ligeramente ácido, pero muy láctico a la vez, con un sabor profundamente intenso y con un toque a picante. En boca se presenta con sabor fuerte con una masa amarillenta en la que destaca su textura cremosa y blanda. Sus características son perfectas para poder untar o para elaborar salsas que acompañen a carnes o setas.

¡No dejes de probar el sabor ADICTIVO de Quesos Quevedo en nuestra tienda online!

www.queso-quevedo.es