• es

EL VERDADERO SABOR DEL QUESO AÑEJO DE QUESOS QUEVEDO

Si eres un verdadero amante del queso, el queso añejo será uno de tus favoritos. Y es que son muchos los factores que influyen a la hora de clasificarlo como añejo, aunque el más importante es la maduración.

En su última fase de elaboración, se cuidan al máximo factores como la temperatura, la humedad y la ventilación, para que los quesos se curen y maduren de forma óptima y correcta. Todos estos componentes dotan a cada queso de una personalidad única e intransferible, con mayor o menor curación.

El grado de maduración va desde los más tiernos, hasta 30 días; los semicurados, de 1 a 3 meses; curados, de 3 a 6 meses; viejos, de 6 a 9 meses; y añejos de más de 12 meses. La fase de maduración influye directamente en la textura y la intensidad, siendo más dura y de mayor intensidad a medida que pasan los meses.

Al tener una curación superior a 12 meses, lo convierten en el queso preferido de los más queseros, por su sabor y aroma profundos y una textura más intensa. Además, es ideal para maridar con vinos tintos o para preparar una cata de quesos con amigos.

Todos sus matices se obtienen de su ingrediente principal, la leche cruda de oveja, la cual le aporta un sabor único. Obtenida de los rebaños de raza Churra y Castellana, que se alimentan de los abundantes pastos existentes en la comarca del Cerrato, Valle de Esgueva y Riberas del Pisuerga, produciendo una leche de calidad contrastada, atendiendo a su alto porcentaje en proteína y grasa.

Dentro de la gama de Quesos Quevedo, puedes encontrar nuestros quesos Gourmet, Añejo y Sublime (temporalmente agotado), los cuales te asegurarán una experiencia única tanto por su sabor como por su textura y aroma.

¡Consigue tu queso añejo con un 10% de descuento con nuestra promoción del Black Friday!

Consigue tu descuento del 10% de descuento